Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 26, 2018

¡Bienvenidos al blog de Icónica!

Muchos (al menos tú) os estaréis preguntando qué es Icónica. Es la misma pregunta que me he hecho yo durante mucho tiempo. La verdad es que estoy cerca de poder contestar… la respuesta corta podría ser «icónica eres tú»  o «me gusta cuando icónicas porque estas como ausente». Pero sí, es una pobre respuesta basada en poemas plagiados que podrían traerme problemas legales. Icónica es esta historia que empieza aquí y no soy bueno dando respuestas cortas: 
Sé que en este mundo de las prisas, en este mundo de la mala leche que se me pone cuando me paran a hacer una encuesta, en este mundo de las lecturas de 140 caracteres… este texto ya puede parecer el inicio del Quijote y no precisamente por su calidad literaria. 
Todavía no golpees la pantalla, cuenta hasta 10. Perdemos el tiempo casi todo el tiempo, pero nos irrita enormemente que nos lo hagan perder y es que el tiempo es de cada uno y cada uno lo pierde como quiere. Después de esta pausa zen de 10 segundos perdidos, te ánimo a que siga…

Capítulo 1. La belleza del vacío.

Lo intentó aquel 20 de Julio, pero no pudo existir, las partículas que le conformarían no se habían organizado. El fin de la confusión, la belleza que nunca discute. Ese era su cometido, simplemente encontrar la esencia que define a cada cosa, ayudar a cada uno a saber quién es, para poder transmitírselo al resto del universo con apenas ninguna palabra. Tal día como hoy, en un futuro por llegar se produjo la paradoja que expandiría el tiempo de ese impreciso instante, el éxito de todos los que compusieran la misión estaba a punto de llegar, justo después de que se quedara para siempre la esperanza. Buscó en sistemas binarios de estrellas, en pulsares, quásares, exoplanetas… en anillos de antimateria... y de repente lejos de todo, percibió que el mérito de cualquier diseño estaba acurrucado en el vacío, solo, a miles de kilómetros de años luz de cualquier cosa, allá donde las verdades no admiten debate, allá sin luz se hizo la luz.  ¡En el vacío está el mérito! porque es el vacío incluso…